Movies
308 views 0 comments

La Galería del Dr. Koreolov presenta: A Boy And His Dog

by on 06/09/2014
 

Una vez mordido por un zombie, el Dr. Koreolov logró amputar su cabeza para preservar su mente en una pecera conectada a un cuerpo mecánico. Aislado en su castillo en un planeta perdido, el Doctor no podrá dejar las paredes que le rodean, pues está condenado a mantener su cuerpo conectado a la electricidad si es que desea seguir viviendo. Ahora, para combatir el aburrimiento, el Dr. Koreolov se entretiene con las poco conocidas películas que habitan su galería. Hoy presenta:

A Boy and His Dog (1975)

A Boy And His Dog

Después de haber sobrevivido una oleada de zombies exitados sexualmente con Shivers AKA They Came From Within, el Doctor Koreolov ha decidido continuar rascando la década de los ’70, en la cual se encuentran un abundante número de joyas de serie B. Esta elección corresponde nada más y nada menos que al género distópico post-apocalíptico y que incluso sirvió como inspiración para películas como Mad Max 2: Road Warrior. Esta película es: A Boy and His Dog

Muchas de las películas de ciencia ficción se sitúan en el futuro, en los años dos miles que hace cuarenta años se sentían tan distantes. Hoy nos damos cuenta de que probablemente no tendremos una estación espacial como la de 2001: A Space Odyssey prontamente, que los coches voladores de Blade Runner no llegarán en 2019 y que, ojalá, Skynet no destruya a la humanidad en 2019. A final de cuentas la ciencia ficción refleja las expectativas y preocupaciones de quienes habitan una época específica, y en el caso de A Boy and His Dog, se plantea un planeta aniquilado por la bomba atómica. Sin duda Crisis de los misiles en el ’62 marcó un trauma colectivo que demostró lo cerca que los humanos estaban del fin del mundo.

a boy  and

La película inicia con un montaje de videos de pruebas nucleares seguido de una pantalla negra donde se lee “La Cuarta Guerra Mundial duró cinco días.” Nuestra historia se sitúa en el 2024, en un panorama desértico donde un joven, llamado Vic y su perro, Blood, viven el día a día comunicándose entre ellos telepáticamente y buscando alimento y mujeres que violar. Sí, leiste bien, telepatía. La rutina cambia repentinamente cuando encuentran a una chica, por la cual Vic genera cierto afecto, que dice venir de un mundo subterráneo donde la gente habita sin hambre. Al descender a esta extraña instalación, Vic descubre una sociedad tecnológicamente avanzada de extravagante maquillaje que necesita a un hombre fértil para fertilizar a sus mujeres. Pero esto no será tan placentero como suena.


A Boy and His Dog definitvamente no es una película con protagonistas convencionales. Vic es un joven torpe, engreido y bruto, mientras que Blood, a pesar de ser un perro, es inteligente y reflexivo, es algo así como una figura paterna para Vic, pues constantemente le relata las razones por las que el mundo está como está. Sin embargo, a pesar de ser tan cercanos, esta relación no podría llamarse afectiva, sino más bien una dependencia entre el perro que requiere alimento y el joven que requiere ayuda para encontrar mujeres. En efecto, la película carece de una moralidad clara, nuestros “héroes” son una parte de un sistema decandente y ellos no pretenden ni quieren hacer la diferencia él. De ahí que A Boy and His Dog es una película excelente, te reta a encariñarte con personajes poco admirables pero cuya chispa de humanidad es suficiente para querer seguir viendo su historia.

ABoyandHisDog

La historia de A Boy and His Dog definitivamente no sigue una linea concisa, los obstáculos y situaciones extrañas aparecen de repente pero, increiblemente, uno no se cuestiona la lógica de la cinta. En un punto de hablan de un monstruo que lanza una luz verde y que caza humanos, y nunca lo muestran, pero la actitud de los personajes hacia estas amenazas es suficiente para que uno se imagine una criatura gigante (y que el director, por razones de presupuesto, no mostró). Al final, las cosas que no se muestran se vuelven un juego de creatividad e imaginación para el espectador, incluso la última secuencia, en la que la chica trata de ponerse entre Vic y Blood y la siguiente, y última toma, muestra a los dos comiendo algo mientras que Blood dice Well I’d say she certainly had marvelous judgement, Albert, if not particularly good taste”, en efecto, nuestros personajes se comieron a la chica.

a boy

La película está disponible en YouTube, y el Doctor se despide solicitando que nadie replique ningún hábito que se presente en la película porque de lo contrario terminarán en la cárcel, y la cárcel no es bonita.

drkoreolov2700