Television
4160 views 0 comments

La crisis social del anime en los 90´s

by on 20/10/2015
 

Hace algunos años, a principios de los años 90´s, la televisión nacional vivió una revolución mediática cuando el anime comenzó a llegar a tierras mexicanas, en aquel entonces, estos contenidos eran totalmente distintos a todo lo que estábamos acostumbrados, es decir, el anime incluía dramas más complejos, violencia y temáticas que desconocíamos totalmente, pero, eso no lo hacía malo, solamente distinto. Lamentablemente, con el paso del tiempo el anime se convirtió en un tema de discusión, pues su rotundo éxito comenzó a generar conflicto de intereses entre las dos televisoras más importantes del país.

Comencemos por el principio

Entre 1994 y 1995, Imevisión (Televisión Azteca) creó una barra matutina llamada Caritele, la cual tenía como principal objetivo el competir contra las barras matutinas de Televisa. En este intento, la producción de Caritele apostó por transmitir anime en México, la primera serie que realmente llamó la atención de toda la sociedad fueron los Caballeros del Zodiaco, la cual en poco tiempo se posicionaría como la más exitosa del momento, al grado de tener patrocinios y promociones con marcas como Sabritas, misma que sacaría una línea de papas de esta franquicia, ¿las recuerdan?

bolsas-de-sabritas-de-los-caballeros-del-zodiaco-996501-MLM20352721163_072015-F

Además de las galletas Pakatelas de Gamesa

Con el auge de esta serie, TV Azteca realizó un convenio con algunas distribuidoras japonesas y con Bandai, de modo que otras series y productos comenzaron a llegar a tierras mexicanas, entre ellas podemos recordar animes como Sailor Moon, Candy Candy, Las guerreras mágicas y Slam Dunk, entre otras.

¿Y Televisa?

Evidentemente Televisa no se quedaría atrás, pues al ver la fórmula comprobada de Caritele, comenzaría con su propia transmisión de anime, donde incluía dos verdaderos ases… Dragon Ball y Pokemon. Con esto, el anime ya era una realidad en el país, pero como dije en un principio, esto desencadenaría un conflicto de intereses, pues ambas televisoras querían apropiarse de este nuevo público, pero no todo sería fácil, pues en el transcurso, la iglesia, medios de comunicación y organizaciones sociales intentarían detener este nuevo auge, pues acusaban al anime de ser satánico y pornográfico… ¿Really?

dragon_ball_kai_cell_saga

En este aspecto, Lolita de la Vega sería la principal detractora del anime, haciendo programas especiales donde “debatían” sobre este tema y explicaban por qué el anime era satánico y pornográfico. Lo curioso es que en este programa atacó a ambas partes, Televisa y TV Azteca, haciendo estragos en la opinión pública sobre este tipo de animación.

En el video podemos escuchar cosas como que el anime provoca violencia, depresión, incita al satanismo y es diabólico… Claro, todo sin ninguna prueba verídica, pero que definitivamente terminaría por hacer bastante ruido en la sociedad, pues una de las consecuencias fue la salida del aire de Caritele, una de las barras televisivas que más recuerdan los nerds de la vieja escuela.

¿Dónde quedó el anime?

Por fortuna de todos los que nos gusta este tipo de animación, el anime siguió presente en México, la mayoría por televisión privada, pero lamentablemente, siempre he considerado que este “lapso oscuro” sí terminó por afectar a esta industria, pues los verdaderos amantes del anime, poco a poco se han convertido en una tribu urbana, alejados de la cultura pop, siendo señalados por este tipo de gustos, cuando en realidad, la gran mayoría de extraordinerds del momento, nos iniciamos en ese fascinante mundo gracias a estos contenidos.

Así que mi recomendación es simple, no olvidemos nuestros orígenes, no ignoremos nuestra historia, defendamos nuestra industria, y no nos conformemos con ser nerds, seamos EXTRAORDINERDS.