Television
396 views 0 comments

El poder de la nostalgia: a propósito de Stranger Things

by on 27/07/2016
 

Basta con un vistazo a las carteleras de cine en los últimos años para demostrar que la añoranza por los viejos tiempos es el recurso más lucrativo, ya sea en forma de la enésima secuela de los juguetes o peces parlantes, el reboot en turno, el nuevo (e innecesario) remake, o meros guiños musicales en nuevas producciones…

♪ Come and get your love ♪

El ejemplo más reciente en boca de todos es la serie original de Netflix, Stranger Things, desbordada de referencias visuales, narrativas y musicales principalmente a la década de los 80. Convirtiéndose en un hit instantáneo gracias a su gran calidad como serie en general, uno de los puntos de consenso al respecto es lo bien que conjuga la variedad de homenajes que realiza al cine de Spielberg, las películas de terror ochenteras (en particular las de John Carpenter) y a las historias de Stephen King, tres influencias que los hermanos Matt y Ross Duffer han reconocido como las más importantes para su nueva creación, mismas con las que pasaron sus infancias.

La Zona Muerta (David Cronenberg, 1983). ¿Parece conocido?

Son tiempos irónicos los que vivimos: en una era donde tenemos un catálogo enorme de series y películas en formato digital, nos enamora la que hubiera quedado perfecta en los años del VHS. Los niños que vivieron la galaxia muy, muy lejana en su estreno, llevaron a sus hijos (o hijas) a maravillarse con la magia de Star Wars el pasado diciembre. La industria de los videojuegos produce tanto o más dinero que Hollywood, y los bolsillos que más contribuyen a sus arcas son los de adultos que jugaron Super Mario Bros. en su versión original. Con toda seguridad, lo estarán jugando de nuevo esta Navidad. La nostalgia es, sin duda, el arma mercadológica más poderosa de la década actual.

“Now you’re playing with power!”

Palabra griega compuesta por los vocablos νόστος (nóstos), “regreso al hogar”, “reunión” o “bienvenida”; y ἄλγος (álgos), “dolor” o “sufrimiento”, la nostalgia es el dolor o anhelo por el pasado. ¿Pero por qué esa tendencia casi obsesiva por mirar al pasado, y recrear las viejas glorias a través de lo nuevo?

De acuerdo a la Psicología, la nostalgia es una forma generar en nosotros mismos optimismo, inspiración y creatividad, creando fortaleza mental ante la adversidad. Nos anclamos a los tiempos mejores de cara a los retos y la incertidumbre: crisis económicas o sociales, momentos de transición, frustraciones profesionales, o el reto de la adultez que se venga a la mente. El sentimiento de nostalgia es una reacción perfectamente natural.

“I can’t.”

Y como toda emoción humana, es capitalizable. Una producción que se apoye de tal forma en la nostalgia tiene, por defecto, una audiencia que la aceptará de brazos abiertos. Sin dejar de lado sus capacidades histriónicas (que lucen en Stranger Things, y mucho), el casting de Winona Ryder no es ninguna casualidad. Su rostro en el póster y su nombre en los créditos iniciales de la serie inmediatamente remiten a Beetlejuice, Edward Scissorhands y Reality Bites.

También irónicamente, sentir nostalgia es voltear a ver ese pasado con ojos de amor. A pesar de toda la magia, los ochenta no eran para nada miel sobre hojuelas, con casas llenándose de veteranos de guerra, y tanto Estados Unidos como la Unión Soviética con los dedos sobre el botón rojo. Una era en la que, a su vez, el rock de los 50 era el refugio de los melancólicos, si bien en aquella época la Segunda Guerra Mundial todavía era un recuerdo en carne viva.

Por favor, no.

¿Qué significa esto para el cine y la televisión? ¿Es algo bueno que se repita lo que nos gusta una y otra vez, sin que exista nada nuevo? Hemos visto historias tanto de éxito como de fracaso, y hay más por venir. Por cada The Force Awakens o Jurassic World, parece haber un Terminator Genisys o Día de la Independencia: Contraataque. La principal diferencia está en una línea muy delgada, pero discernible, una que Stranger Things recorre a la perfección: detrás de las infinitas referencias y homenajes a los viejos buenos tiempos, hay algo más que un descarado intento por sacar sólo dinero. Hay un universo con personajes agradables, interpretaciones sólidas, y una historia con corazón.

(Algunos spoilers en el video a continuación).

 

References to 70-80’s movies in Stranger Things from Ulysse Thevenon on Vimeo.