Television
6 views 0 comments

La caída de Supergirl en CW!!!!

by on 16/06/2017
 

SPOILERS de la SEGUNDA TEMPORADA!

Después de su magnífico debut en CBS, Supergirl se muda de casa para pasar al paquete de superhéroes de CW. Con la nueva cadena televisiva vinieron cambios de locación, presupuesto, guión y personajes. Si bien la primer temporada nos había sorprendido por su enfoque al feminismo, al camino del héroe y con lecciones de vida para todos los que vieran la serie, esta segunda temporada se concentra en aventuras, el monstruo del día y vaivenes amorosos, muy al estilo CW.

Primero que nada, la serie sufrió demasiado esta segunda temporada con la ausencia de Cat Grant. Calista Flockhart, la actriz que interpreta al personaje, por problemas con el cambio de locación tuvo que abandonar la serie. Sin su mentora, no sólo Supergirl, sino también la audiencia, perdimos las grandes lecciones que Cat Grant nos daba sobre ser mujer, heroína y, simplemente, una buena persona.

Para balancear la salida de este irremplazable personaje, la serie pone a Snapper Carr como jefe editorial de Kara/ocasional mentor, y a Lena Luthor, la hermana del némesis de Superman, como su amiga y consejera. Ambos son ampliamente desaprovechados en el transcurso de la serie, no solo por sus muy limitadas apariciones sino por su falta de desarrollo. Sobretodo Lena quien trata de cambiar el significado del apellido Luthor (Luthors, 2×12). Así mismo, Jim Olsen tuvo su propio arco como el vigilante The Guardian (Changing, 2×06) que si bien no estorbaba en la trama principal, el único momento relevante que tuvo fue en City of the Lost Children (2×20) donde aprendió, mas o menos, por qué está luchando.

Al contrario de la anterior temporada donde la mayoría eran villanas que retaban y empujaban a Supergirl a ser una mejor heroína, aquí sólo tenemos al ocasional monstruo sin relevancia. Ya fuera un fight club extraterrestre (Suvivors, 2×04), esclavistas (Supergirl Lives, 2×09) o un ¿imp?/duende (Mr & Mrs Mxyzptlk, 2×13). Como villanas principales estuvo la madre de Lena, Lilian Luthor con la agencia CADMUS (The Darkest Place, 2×07) y la madre de Mon-El, Rhea (Star-Crossed, 2×16). Al estilo CW, ambas estuvieron creando los ocasionales problemas para Supergirl.

Tal vez la parte más fallida de la serie fue la importancia que le dieron a las parejas amorosas, las cuales eran casi nulas en la anterior temporada. Tuvimos dos parejas de menor relevancia como J´onn con M´gann (The Martian Chronicles, 2×11) trama que acaparó minutos pero no era tan irrelevante; y Winn con Lyra. Esta inteligente alien ayudó al desarrollo del personaje de Winn, siendo su mejor capitulo Star-Crossed (2×16) donde él decide ayudarla sin importar que lo haya utilizado para robar. Las apariciones de esta pareja eran fugaces, relevantes y entretenidas.

Las dos parejas de mayor relevancia fueron Kara con Mon-El y Alex con Maggie. La relación de Kara con Mon-El tenía relevancia debido a que: uno, es el show de Supergirl y dos, Mon-El, viniendo de un planeta de esclavistas, aprendía a respetar y admirar a Kara dejando a un lado su ideología dominante. La historia de Alex Danvers con Maggie Sawyer se convirtió en material de relleno en TODOS los episodios. Los escritores se enfocaron en momentos melosos y sin trascendencia, olvidando la importancia de ambos personajes tanto en la DEO como en la fuerza policiaca. La historia de Alex en lugar de seguir siendo el apoyo de Kara y, por qué no, un icono para la comunidad lésbica, fue inutilizada como personaje, olvidando la fuerza y capacidad que había mostrado en la anterior temporada. Tal vez el único episodio donde se trató bien esta relación fue en Alex (2×19) donde no sólo Kara tuvo una lección de vida sino también entiendes la capacidad de Maggie como detective y, al mismo tiempo, su amor por la hermana de Supergirl.

A pesar de todo lo anterior, Supergirl logra mantener su temporada a flote con la introducción de un Superman optimista, esperanzador y, básicamente, un héroe. Tyler Hoechlin (Superman) no sólo logra mostrar estas cualidades, sino que no opaca a Supergirl en ningún momento, demostrando respeto y humildad por la fuerza y cualidades de su prima. Personajes como Winn, con un mejor desarrollo que sus contraparte (Cisco) o Mon-El, con su hilarante curva de aprendizaje en un mundo que él desconoce, logran balancear con comedia las numerosas escenas de acción. Como extra, mencionaré el arco de Jeremiah Danvers en Homecoming (2×14) que no sólo puso en contra el corazón y la mente racional de las hermanas Danvers sino también exploró varios aspectos de la psique de nuestros personajes.

El personaje de Supergirl fue un poco más oscuro que la temporada pasada (hasta en muchos casos contradictorio) sin embargo sigue dando un mensaje de optimismo a la audiencia. Los últimos cuatro episodios (aparte de tener el FABULOSO regreso de Cat Grant) nos dieron un vistazo de lo que pudo haber sido la serie si se hubiera enfocado en lo que mejor sabía hacer: dar escenas de acción y peleas sin olvidar los mensajes de esperanza que da Supergirl a toda la humanidad (y a aliens). No importa lo terrible que parezca la situación o lo dividida que esté la sociedad, Supergirl siempre sacrificará todo para proteger a este mundo. (Nevertheless, She Persisted, 2×22)

CROSSOVERS

No sé si se deba a la tardía incorporación de Supergirl a CW, o la poca fe que los productores tienen en la audiencia de la chica de acero, pero aquí los crossovers solo fueron de nombre. La incorporación de personajes de otras series de CW sólo ocurrieron los últimos minutos de la serie y aún así esas escenas se repetían para la audiencia en los episodios de Flash. Así mismo, el papel de Supergirl fue minimizado cuando Oliver Queen le pide que se aleje de lo que estaba sucediendo en su Tierra. Si, hubo batallas y hubo baile pero no fue en los episodios de Supergirl.

¿Extrañan a la anterior Supegirl? Dejen por aquí sus comentarios.