Television
3 views 0 comments

American Gods S01E04 Recap [Spoilers]

by on 25/05/2017
 

Esta semana American Gods explora la vida de Laura Moon, esposa de Shadow; un personaje que Neil Gaiman lamentaba no haber desarrollado más en su libro. Su desarrollo nos dió una dimensión completamente diferente a la que teníamos del personaje. Spoilers!


LAURA MOON

American Gods nos ha hablado de fe, creencias e ideologías; historias que escuchamos y creemos a pesar de no haberlas visto en la realidad. Ahora la serie nos acerca a otro lado, un lugar donde el escepticismo y apatía reinan. Si ya nos habíamos hecho una idea de quién era Laura Moon, por lo que Shadow nos decía de ella y sus acciones, este episodio cambia nuestra perspectiva de una forma radical.

En la primer escena del episodio podemos ver a Laura trabajando en un casino, viviendo una rutina, día tras día. Sabemos que es infeliz por la escena del jacuzzi. Cuando conoce a Shadow, Laura acepta su presencia por las emociones que él emana, por su vitalidad y amor hacia ella. Sin embargo, sabemos que sigue insatisfecha. Pareciera ser que Laura Moon vive como su única creencia: después de morir, todos nos pudrimos.

Laura es un personaje que vive alimentándose de la energía de los demás. Toma sus emociones pero no proyecta nada de regreso. Como un adicto que se acostumbra a la sustancia que le dan, siempre busca algo más fuerte. Primero fue el casino, las emociones de los clientes; luego fue Shadow, el amor que él le profesaba siguiéndola como un cachorro (Puppy); la planeación del robo perfecto, que salió mal; y finalmente el amorío con Robbie, quien alimentaba su necesidad de tener alguna conexión con el mundo.  En todo momento vemos la mirada vacía de Laura, durante el sexo con Shadow y Robbie, en el jacuzzi y en el casino.

Cuando muere, es recogida por el dios Anbuis, tal vez porque es el más cercano a su vida por el casino con temática egipcia o porque probablemente había leído de él y ya lo conocía (su falta de sorpresa cuando le muestra la balanza). Laura rehusa el pesaje de su alma, diciendo saber el resultado, por lo que es condenada a la oscuridad. En este momento es cuando vemos una verdadera emoción en Laura. Enojo, negación o tal vez arrepentimiento, al final no importa porque el sol, la moneda de Shadow, la trae de vuelta a la vida. 

La emoción que nunca pudo corresponder es lo que la trae de regreso, la única creencia de Shadow: su amor por ella. Ahora, por su nueva condición, puede verlo claramente, hasta literalmente. Shadow se convierte en su faro, la luz que él emite le da propósito, una guía. Con esta nueva resolución también llegan contradicciones: Laura puede sentir pero no está viva, tiene una fuerza física asombrosa que salva a Shadow, pero su cuerpo se está pudriendo; quiere empezar a vivir, cuando ya no puede. De ahí la amenaza de Anubis, cuando su misión termine, él la estará esperando para entregarla a la oscuridad.

 

HUGIN, MUNIN, IBIS Y ANUBIS

Uno de los detalles que nos ha dado American Gods ha sido la constante presencia de cuervos. En este episodio, éstos siguen de forma evidente a Laura en su trayecto para llegar a su esposo. La historia nos dice que estos pueden ser espías de Wednesday.

Según la mitología nórdica muchos llamaban a Odin “El Dios Cuervo” ya que tenía dos cuervos a su servicio que le informaban lo que sucedía a los alrededores. Éstos se llaman Hugin (Pensamiento) y Munin (Memoria).

También hemos tenido la presencia de lobos y, muy probablemente, también están relacionados con Odin. En la mitología griega, romana y nórdica se dice que Geri y Freki (voraz y/o codicioso) eran lobos guerreros o berserker que seguían a Odin en sus hazañas.

A la mitad de la carretera Laura se encuentra a Mr. Jaquel (Anubis) en forma de perro y a Mr. Ibis (Thot) en forma humana.

Como les decía en el anterior recap, no es raro ver a estos dos dioses juntos; no sólo porque ambos vienen de Egipto, sino por lo que hacen. Ellos llevan a Laura a la funeraria que tienen desde hace 200 años. Este negocio, al igual que el matadero de Czernobog, no es una simple coincidencia. En el antiguo Egipto, Anubis se encargaba de la momificación de cuerpos y Thot era testigo en los juicios del alma.

Mientras ambos dioses se encargan de que Laura parezca un ser vivo, podemos ver a un gato merodeando por la habitación. Como les comenté en el recap pasado, probablemente es la Diosa Bastet que, al igual que Anubis, puede cambiar de forma animal a forma humana.


 Cara, cruz y el otro lado de la moneda

  • La interpretación de Emily Browning es magnifica. No cualquier actriz puede lograr ese grado de apatía, de fuerza física en una escena violenta y de propósito después de que morir.
  • La caricatura del Pájaro Loco que dejaba Laura para su gato Dummy no tiene sonido porque no les dieron la licencia del audio, solo de la imagen.
  • La escena en el baño de Audrey fue grotesca, divertida y dramática. Ambas actrices demostraron lo mejor de si en una escena muy complicada por los grados de emociones que tuvieron que mostar.
  • Emily Browning no necesitaba doble para barajear las cartas. Esa mujer es perfección.
  • Si se animan a leer en inglés, este articulo de Gizmodo habla sobre la importancia de mostrar desnudos y sexo como lo hace American Gods. Al contrario de otras series (ehm, ehm Game of Thrones), cada escena tiene un propósito para el desarrollo de los personajes. Con Bliquis es su poder y sus sacrificio, con el Jinn es la conexión profunda e intima con un igual y con Laura muestra su indiferencia y necesidad de algo más.
  • El titulo del episodio “Git Gone” viene del nombre del insecticida que Laura usaba para ahogarse en el jacuzzi.