Television
2 views 0 comments

5 razones para ver Lucifer

by on 22/11/2017
 

En el 2016 Fox estrenó Lucifer una serie que se ganaría las críticas y reprobación de muchas asociaciones religiosas y “padres de familia”. Ésta exploraría la posibilidad de que el Diablo hubiera abandonado el infierno para venir a mezclarse entre los humanos y gozar una vida libre de responsabilidades.

Basada en el spin off del cómic de The Sandman (escrito por Neil Gaiman, Sam Kieth y Mike Dringenberg), la serie de televisión Lucifer no sólo explora los aspectos morales y las diferentes facetas de los deseos humanos, sino que también es una serie divertida y absurda llena de humor y estilo.

Aquí les dejamos 5 razones por las que deberían ver esta endemoniada serie.

1.- EL DIABLO ESTÁ EN LOS DETALLES.

El showrunner Tom Kapinos, con la ayuda del director/productor Jerry Bruckheimer planearon que Lucifer fuera una serie cómica pero, al mismo tiempo, explorara diversos temas morales y dilemas existenciales. Para lograr esto eligieron el “género de detectives”, es decir, una serie sobre dos detectives que, capitulo a capitulo, tendrán que resolver el caso de la semana. El balance entre estos diversos temas por medio del humor negro y la comedia es lo que hace a esta serie única y, sin lugar a duda, divertida.

Al mismo tiempo a toda esta mezcla de géneros habría que añadirle una fuerte mitología bíblica, referencias de la cultura pop y un gran soundtrack al que no le sobra ironía. Desde la canción que abre el piloto (“Aint No Rest For The Wicked” by Cage The Elephant) hasta la clásica Sinnerman de Nina Simone. La serie no pierde la oportunidad de utilizar el rock, el blues, jazz o pop para resaltar la naturaleza demoniaca del protagonista principal.

2.- EL ENCANTO DE LUCIFER MORNINGSTAR

La tarea de interpretar al Diablo cae en el actor británico Tom Ellis quien muestra todo su encanto y sensualidad para manipular y hechizar a cualquier mortal que se le acerque. Es por ello que cuando Chloe, una detective de la policía de los Ángeles, resulta ser inmune a sus poderes, Lucifer tendrá que averiguar a qué se debe esta inusual situación. La influencia de este personaje en la vida de Lucifer desatará inesperadas consecuencias para el Demonio ya que traerá a su vida dilemas morales, existenciales y fraternales.

Lo interesante de la interpretación de Tom Ellis como Lucifer es que puede ser encantador por un segundo e inmediatamente transformarse en escéptico o aterrador. También puede mostrar repulsión o fascinación por los seres humanos que encuentra. Estas características hacen que el Diablo parezca ingenuo ante los humanos, cuando realmente está mostrando mucha curiosidad sobre el funcionamiento de la mente humana; estas emociones generan una comedia “involuntaria” que divierten mucho al espectador.

La serie nunca desperdicia una oportunidad de comedia ante referencias religiosas. Para empezar Lucifer nunca oculta su identidad, por lo que le frustra mucho que la gente no le crea. Cuando salen frases como “Ayúdame Dios”, él probablemente responderá: “Mi padre nunca los escucha.” Un humor sencillo donde el diablo se burla de las expresiones divinas. Esto crea una interesante relación de segundo plano entre Padre e Hijo, donde Dios nunca está presente pero Lucifer nunca lo olvida. Algunos lo describirían como omnipresencia.

3.- CASOS SIN RESOLVER Y LA POLICÍA EN LOS ÁNGELES

Para resolver el misterio de Chole, Lucifer entra como consultor a la policía de los Ángeles donde ayudará a arrestar criminales por medio de sus talentos sobrenaturales. Si bien esta premisa puede sonar un poco ridícula, la serie nos remarca una y otra vez que su misión en el infierno no es recompensar a los que hacen malas obras, sino castigarlos y hacerlos sufrir por la eternidad.
 

Es por esto que la dinámica de “pareja/dispareja” entre Chole y Lucifer funciona muy bien ya que si bien ella trata de atrapar y castigar por medio de la lógica y la ley a los criminales, Lucifer sacará un lado emocional y obstinado donde buscará hacerlos sufrir por sus errores. Sin embargo, como en todas estas dinámicas, su choque de personalidades también hace que se complementen y mientras Chole trata de descifrar la naturaleza de Lucifer y Lucifer la de Chole, ambos aprenderán las virtudes y defectos del otro, formando un gran equipo policial.

 

Es desde esta relación, donde Lucifer comenzará a tener dudas acerca de su naturaleza y su misión en la vida.

4.- EL LADO HUMANO DEL DIABLO

Mientras avanza la serie poco a poco Lucifer nos va revelando su historia, o la historia bíblica desde su punto de vista, mostrando serios problemas de identidad que ha tenido desde su exilio del cielo. Como una hilarante dinámica con la Doctora Linda Martin, la terapeuta de Lucifer con quien intercambia sesiones de terapia por sesiones de sexo, Lucifer nos cuenta que él no es malo por naturaleza y que siente repudio por los humanos que lo culpan de sus malas acciones cuando realmente son la responsabilidad de cada quien.

Linda Martin ayudará a Lucifer, por medio de las dudas que tenga acerca de cada caso policial, a tratar de buscar el perdón, reconocimiento y redención que tanto busca en sus acciones. Es por esto que la serie no es aburrida ya que cada episodio, y crimen, tienen un objetivo para el desarrollo emocional de Lucifer dejándole lecciones de vida que lo hacen entender mejor su papel en el universo.

5.- PERSONAJES secundarios INTRIGANTES

Si bien la trama está enfocada en sus dos protagonistas lo cierto es que el desarrollo e historia de los personajes secundarios es muy interesante. Linda Martin, la psicóloga que analiza la mente de Lucifer y trata de guiarlo, aunque él nunca escucha sus consejos, es la voz de la razón; Amenadiel, el ángel enviado a dirigir el infierno en lugar de Lucifer, es el protector de su hermano; Mazikeen, un demonio guardaespaldas, tiene que buscar su propio objetivo de vida cuando Lucifer decide quedarse en la tierra; y Dan Espinoza, el ex de Chloe, quien al inicio es un personaje que Lucifer sólo se dedicará a molestar pero que poco a poco ganará su lugar en la serie. Todos ellos son explorados en las primeras temporadas respecto a su relación con Lucifer pero más adelante tendrán que dejarlo ir, separarse de él y formar un camino propio.

Como mención especial está la hija de Chloe, Trixie, quien es inteligente, carismática y tiene las mejores interacciones desde el primer episodio. Su inocencia y rápida empatía por Lucifer y Maze hace que ambos seres demoniacos se sientan incómodos en su presencia pero que conforme pasan los episodios lleguen a apreciarla.

LO MALO

Si son fans de la lógica y la coherencia narrativa, está no es su serie. Lucifer tiende a tomarse algunas libertades para tener momentos de drama y comedia que funcionen en la situación, no en el guión. Sin embargo si se dejan llevar por el humor y estilo de la serie, la pueden llegar a disfrutar enormemente. Digo, ninguna serie con ESTE HERMOSO 1962 CHEVROLET CORVETTE  puede ser mala ¿no?.

Las dos primeras temporadas de Lucifer las pueden ver en Netflix. La serie también se trasmite por Universal Channel.